domingo, 24 de enero de 2010

LA gripe A. Entre el mito y la realidad

El nombre oficial de la gripe A, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es Influenza A/H1N1, aunque inicialmente se la llamó gripe mexicana o gripe porcina. El brote de gripe A comenzó en México, Es un nuevo virus identificado en abril de 2009, que salió probablemente de los cerdos en Asia y fue transportado a América del Norte por las personas infectadas. Se transmite entre los seres humanos y ataca las células del pulmón en profundidad.
Para contener la propagación del virus de la gripe A, los países han iniciando ciertas medidas como:
- recomendar e insistir sobre algunas precauciones: lavarse las manos con frecuencia, evitar tocar la cara con las manos, cubrirse la nariz y la boca al estornudar o toser, limpiar la nariz y hacer gárgaras con agua salada tibia una vez o dos veces al día, comer alimentos ricos en vitamina "C" para fortalecer el sistema inmunitario, seguir una dieta equilibrada, beber muchas bebidas calientes que limpian el virus de la garganta y lo arrastran en el estómago, usar mascarillas para las personas que están en "estrecho contacto" con las personas infectadas;
- reducir al mínimo los riesgos para la salud en los vuelos internacionales reforzando los procedimientos de higiene adoptados por las compañías aéreas: controlar la temperatura antes de los vuelos, identificar los pasajeros con síntomas de gripe u otras infecciones, instalar filtros de aire, desinfectar las cabinas en todos los aviones, usar mascarillas y guantes, cambiar las mantas y las almohadas en los aviones;
-instalar pantalla térmica y poner en cuarentena a los viajeros sospechosos de tener la gripe A o de haber estado en contacto con otras personas contagiadas.
Muchos países iniciaron también campaňas de vacunación masiva. Algunas personas dicen que la vacuna es peligrosa. Hubo errores de dosis, casos de alergia a la vacuna («síndrome de Guillaume Barré»), de parálisis e incluso de muerte debida a la vacunación.
Las personas que contraen el virus, en la mayoría de los casos, sufren de una enfermedad leve y se recuperan sin tratamiento antiviral o atención médica. Hay que consultar a un médico en caso de dificultad para respirar o si la fiebre persiste por más de tres días.
Dos medicamentos antivirales se recomiendan para la gripe A: el Tamiflu, medicación oral recomendada principalmente para las personas hospitalizadas con gripe A, y el Relenza, que se inhala y que no debe ser utilizado por personas con afecciones respiratorias como asma o afección pulmonar. Estos fármacos son eficaces cuando se toman en las primeras 48 horas de inicio de los síntomas. Los antivirales pueden causar efectos secundarios como mareos, náuseas, vómitos, pérdida de apetito y dificultad para respirar.
El 11 de junio de 2009, la OMS declaró que este brote se había convertido en una pandemia y declaró también una alerta pandémica de nivel seis (de un máximo de seis) que describe el grado en el que el virus puede propagarse entre los seres humanos. Esta preocupación se debe en parte al recuerdo de la pandemia de gripe de 1918, que mató entre 40 y 100 millones de personas y fue precedida por muchos casos más leves en primavera.
En efecto, durante el siglo XX el virus de la gripe ha causado grandes epidemias mundiales con alta tasa de mortalidad:
§ la pandemia de gripe española en 1918-1919;
§ la seudo pandemia de gripe en 1947;
§ la gripe asiática en 1956-1958;
§ la gripe de Hong Kong en 1968 -1969 ;
§ el brote de gripe porcina en 1976 ;
§ la gripe rusa en 1977;
§ la gripe aviar en 1979 y 1993.
Hay que notar que las epidemias anuales de gripe estacional afectan a un 5 a 15% de la población mundial y provocan cada aňo entre 250.000 y 500.000 muertes en todo el mundo.
La preocupación de la OMS, desde el mes de mayo de 2009, es que el virus podría mezclarse con la gripe estacional y mutar a una forma más virulenta, provocando más casos de infecciones graves y mortales. Además, a la diferencia de la gripe estacional que mata sobre todo a los ancianos, la gripe A afecta a adultos jóvenes sanos. Una gran mayoría de pacientes graves tiene menos de 45 años,
Las personas con mayor riesgo de complicaciones graves son mayores de 65 años y más, niños menores de 5 años, mujeres embarazadas, personas con problemas de salud como asma, diabetes, obesidad, enfermedades del corazón, o debilidad del sistema inmunitario, fumadores. La mayoría de los muertos por gripe A fue diagnosticada con otos problemas de salud subyacentes.
CUESTIONES PARA EL DEBATE:
§ ¿Afectará la gripe a todos los países?
§ ¿Por qué se da tanto bombo a una posible pandemia, mientras:
* 2 millones de niños al año en todo el mundo mueren de diarrea; * 10 millones de personas al año mueren de sarampión, de neumonía y otras enfermedades;
* ½ millón de personas al año mueren a causa de la gripe estacional?
§ ¿Es una realidad o un mito? ¿Sería un engaño?
§ ¿Cómo podrán los países pobres hacer frente a los elevados gastos de vacunación y de tratamiento?
§ ¿Pensáis que los laboratorios tienen intereses económicos?
Rajaa Tanji C1.2

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludo Rajaa,
Haciendo un cortito comentario a tu artículo, me permito empezar en primer lugar por evocar lo que Dios dijo a propósito de la carne del cerdo.
Allah nos pone en guardia contra la comida de la carne del cerdo diciendo en su libro sagrado, en las dos “surat” del ''BAKARA'' y del ''ANNAHL'': حرم عليكم الميتة والدم ولحم الخنزير وماأهل به لغير الله
¿Cual es la razón de esta prohibición divina?
! Quién pudiera saberlo!
De otro lado, un neuro cirujano famoso nos pone en guardia contra la vacuna de la gripe A (H1N1) diciendo que: ‘‘....se trata de la vacuna la mas peligrosa nunca concebida. Este producto puede provocar graves enfermedades como la esclerosis; la artritis y el lupus.........''
Y este medico añado que la mejor protección sería de tomar la vitamina D3, el aceite noruego del pescado, la vitamina C, y la vitamina E.
De toda manera que tenemos ¿que hacer delante esta pandemia?
Creo que lo más razonable, en este caso, será de invitar a las personas que suelen tomar vacuna contra la gripe estacional a hacer lo mismo contra la gripe A (H1N1).
Por los otros seres humanos se los aconseja de tomar sus prevenciones durante el invierno, y seguir un tratamiento habitual en caso de contaminación, sobre todo con los efectos secundarios presumidos provocados por la dicha vacuna.

Chanfara, C1,2 del Instituto de Cervantes de Rabat.

Anónimo dijo...

En mi humilde opinion, no me parece tener pruebas de que esta vacuna no esté bien. Normalmente, las vacunas antigripales se elaboran con una cierta rapidez, porque existe una base que es comun a las anteriores.
Segun los mensajes que recibi en el web, esta vacuna suele ser un poco distinta, por el origen porcino del A/H1N1. Las bases de conocimiento disponibles son inferiores. Los ensayos que están en marcha miden la cantidad de anticuerpos que genera en las personas, su respuesta inmunitaria, pero no el grado de protección que tendrá la comunidad vacunada frente al virus. Eso se sabrá cuando se administre a millones de personas.
Si fuera parte de estos grupos de riesgo a los que se les recomiendan ser vacunados, y gracias a Dios que no les pertenezco, me vacunaria sin duda.
Cierto que nos aparece que se trataria de un regalo de Dios a las farmacéuticas y a las administraciones sanitarias que se llevan un porcentage de las ventas. Pero tambien me parece contra sus intereses si destinan a millones de personas un medicamente que pueda danar!!
Imane

Anónimo dijo...

Yo ne vacunaria porque la evidencia contra esta vacuna crece y crece. Esta gripe A se está utilizando para hacer un gran negocio despues de la crisis financiera. Parece que es un regalo para las farmacéuticas y a las administraciones sanitarias que se llevan un porcentage de las ventas de esta vacuna.

Widiane

paola dijo...

Aunque sepa que lo que voy a decir pueda sonar demasiado sencillo, quiero decir que a mí me parece que el caso de la gripe A fue un claro tentativo de los laboratorios farmacéuticos de aprovechar de una situación para ganar mucho dinero. Una primero observación es que el OMS cambió la definición de pandemia un poco antes del brote de la enfermedad. La nueva definición menos restrictiva que antes ha permitido considerar la gripe A una pandemia. Según la definición precedente esto no habría sido posible. Es muy interesante observar que muchas personas que trabajan por el OMS tienen contactos muy cercanos con los laboratorio. Es difícil imaginar que no haya habido presiones por los laboratorios sobre estas personas para declarar el peligro y la necesitad de utilizar las nuevas vacunas desarrolladas. De hecho las terribles consecuencias que habían sido anunciadas no han tenido lugar. No ha habido los millones de muertos previstos, los países no se han bloqueado por causa de la enfermedad. Como cada ano algunas personas han tenido que quedarse en casa algunos días para restablecerse y no han padecido nada más que lo la gripe normal. La mayoría de los muertos por causa de la gripe A tenían otras enfermedades también y a lo mejor se han muerto por la combinación de causas. Otra cosa interesante que observar es el hecho que se han recibido noticias que la mayoría del personal médico y paramédico no ha querido hacer la vacuna. Se podría pensar que ellos tienen más informaciones que el público normal sobre la vacuna y sus posibles consecuencias negativas. Si no lo han hecho podría ser porque piensan que es inútil o también peligroso. Paola