lunes, 8 de diciembre de 2008

El 23F... Depende del cristal con el que se mire: Anécdota

Anécdota

Seis años después de la desparición de Franco, un coronel de la Guardia Civil, que era un poco loco, intentó por la segunda vez, restablecer la dictadura tras un golpe de estado muy extraño.
El pobrecito Tejero no se dio cuenta de que la mentalidad de los españoles había cambiado y que la democracia había caminado mucho en la sociedad.
Así que, como él se creía que el congreso era un cuartel, entró con guardias armados y secuestró a todos los diputados después de amenazarles con su pistola.
Los disparos de fusiles eran tan fuertes que trozos y trozos del techo cayeron sobre la cabeza de los diputados temerosos y aterrorizados.
Este espectáculo tan dramático duró toda la noche. Si no hubiera habido el discurso del rey, tan claro sobre la voluntad del restablecimiento del orden, España no hubiera sido lo que es hoy.
La noche siguiente, hacía mucho frió en la cárcel...

Mounir , Ahmed y Mariam / B 2- 2

1 comentario:

Ali dijo...

En la historia de los pueblos y de las civilaziones, la cultura de la democracia es un aprendizage de cada día. Pero, a veces algunos personajes tienen nostalgia por los sistemas políticos anti-democráticos e intentan, en vano, hacer retrasar sus países.
El pobrecito coronel español, que intentó el golpe de estado en Madrid en 1981, estaba seguramente desconectado de la nueva realidad política de su país y soñaba todovía con la época del Franquismo. Afortunadamente, el rey Juan carlos I anunció, en su discurso apenas después de la derrota del golpe, que el Rey aseguraba el orden y las leyes fundamentales del reino de Espana.
Efectivamente, si las autoridades políticas no hubieran tenido relaciones y coordinaciones tan fuertas entre ellas, el golpe de estado habira tenido éxito.
Ali Benjellou