domingo, 22 de noviembre de 2009

Mawazine. ¿Gasto cultural si o no?

La cultura de los festivales no es una novedad en Marruecos. Conocemos el festival de Fes que esta en su 15° edición, Tanjazz que esta a su 10° edición, el festival de Essaouira que empezó en 1998…
Todos estos acontecimientos rápidamente obtuvieron un agradecimiento internacional haciendo de aquellas ciudades referencias ineludibles.
Pero Rabat desde mucho tiempo, se quedó sin ninguna firma cultural. De esto nació la idea de organizar una manifestación cultural de gran envergadura respondiendo a la ilusión del Rey Mohammed VI.
Mawazine significa en árabe, ritmos. Y por la ironía del destino, la palabra mawazine en árabe tiene la misma raíz que presupuesto (mizania), que hace hablar a muchos populistas.
El presupuesto del festival aumenta de un año a otro y llegó en la edición 2009, 25 millones de dirhams. Su éxito fue innegable. Según los organizadores, más de 120.000 personas respondieron presentes cada día en todas las escenas habilitadas. Fueron 9 días de conciertos, la mayoría gratuitos, 40 países representados, 1.600 billetes de avión vendidos de la compañía Royal Air Maroc.
Un festival de esta talla es un acto que merece ser fomentado abstrayéndose de su presupuesto porque la apertura del arte al gran público es el mejor vector de la reconquista ciudadana y de la implicación en los desafíos del desarrollo.
Es una forma “Light” de la política que responde a las exigencias de la modernidad y a las expectativas de un gran público.
Cierto que Marruecos tiene que resolver muchas dificultades sociales de su población, pero desatendiendo la cultura, nunca llegará el tren del desarrollo mundial.
¡De todas formas, el presupuesto del festival es una donación de los espónsores que nunca darán tanto dinero para una causa política como el paro o la pobreza! Es una inversión muy bien calculada. Los fans de Kelly Minogue o Stevie Wonder o Alicia Keys, en todos los partes del mundo han visto sus shows en Mawazine. Así, Rabat o Marruecos salió de la sombra y se volvió un destino eventual para los que nunca lo han localizado en el mapa.
Imane C1.2

5 comentarios:

Chanfara dijo...

Cierto que "Mawazine" a semejanza de otros festivales como el festival de la música sagrada de Fez o él de "Gnaoua" de Essaouira etc...debe ser fomentado y saludo, porque es una gran apertura con respecto del mundo exterior y una oportunidad para hacer conocer el país y presentar de otra manera los diferentes aspectos culturales de cualquier civilización.
Sin duda el coste de tal manifestación, con 25 millones de dirhams, fue relativamente elevado para un país subdesarrollado como Marruecos, donde el nivel de la pobreza llega a más de 8% de la población. Pero hay que notar que el presupuesto fue suportado totalmente por los esponsores privados, y no era de nunca manera una contribución del estado.
Así, podemos preguntarnos si sin "Mawazine" Marruecos cogiera más de velocidad sobre el plano social y económico. La respuesta es que el desarrollo no puede ser únicamente un asunto de presupuesto, sino una estrategia a largo plazo que incluye muchas variables tan materiales como técnicas, económicas y sociales.
De otro lado, hacemos la pregunta siguiente: Los pobres no tienen el derecho de disfrutarse culturalmente de vez en cuando, a pesar de la situación tan crítica en la que se encontrón? Un proverbio árabe dialectal dice: "Solo la muerte viene de repente".
Sin embargo, los poderes públicos deben pensar en serio a mejorar las condiciones de los ciudadanos para rendir el acontecimiento adecuado con el contexto geográfico y espacial del lugar.
Chanfara

Anónimo dijo...

Desde su creación en 2001, el Festival Mawazine “ritmos del Mundo” se ha convertido, gracias a los esfuerzos de los organizadores y esponsores, en una manifestación cultural y artística muy apreciada. Cada año, este encuentro internacional se desarrolla y permite al público marroquí descubrir artistas famosos y nuevas expresiones multiculturales.
Además de los conciertos y durante 9 días, muchas otras actividades están organizadas alrededor del festival para hacer de Rabat una ciudad en fiesta, como exposiciones, debates, conferencias, espectáculos, concurso par encontrar nuevos cantantes jóvenes marroquíes.
No podemos negar los aspectos positivos del Festival Mawazine y las ventajas para la capital. Sin embargo, tengo algunos comentarios sobre este festival:

1. su programación a finales del mes de mayo coincide con el período de preparación de los exámenes;

2. la participación de los artistas Marroquíes es muy limitada; seguro que el festival Mawazine tiene como objetivo abrirse sobre la música del mundo; esta diversidad se manifiesta a través de la participación de varios países y la organización de más de cien conciertos; pero las artistas marroquíes deben estar representados con más fuerza;

3. hay que adaptar la organización y la gestión de esta manifestación, especialmente en términos de seguridad, sobre todo para las escenas con acceso gratuito; para un festival de esta importancia, se necesita mobilizar importantes fuerzas de seguridad, bomberos, ambulancias, unidades médicas, etc...

En efecto, si el Festival Mawazine del aňo pasado (en mayo 2009) fue un éxito de un punto de vista artístico, ya que ha satisfecho las expectativas de varios grupos sociales y de todas las edades, lo que recordaremos especialmente es lo que ocurrió al final del concierto de Abdelaziz Stati al que asistieron unos 70.000 espectadores, un drama con 11 muertes asfixiados (5 mujeres, 4 hombres y 2 niños) y más de 30 heridos.
Este accidente plantea el problema de la seguridad en los lugares públicos en Marruecos, sobretodo en los espectáculos; en efecto los organizadores deben mobilizar todos los recursos y medios suficientes para garantizar que todas las manifestaciones que tienen lugar se pasen en un ambiente festivo, agradable y seguro.
Rajaa

Anónimo dijo...

En mi opinion el festival de mawazine es una apertura al mundo exterior porque es una ocasion para promover el turismo en nuestro pais y tambien de intercambio de culturas. Sin mbargo, tiene algunos inconvenientes porque su fecha coincide con los examenes del fin de año, invitan a mas artistas extranjeros que marroquies, es poco mal organizado (por ejemplo lo que sucedio en la escane de abdelaziz setati).

Aunque cuesta mucho dinero, no es un gasto cultural porque esta financiado por los esponsores.

widiane

paola dijo...

Empiezo diciendo que yo soy una gran fan del Festival de Mawazine así que a lo mejor todo lo que voy a decir va a ser influenciado per eso. De hecho en general no me intereso mucho a la música, raramente l escucho y todos mis amigos se ríen de mi increíble ignorancia sobre los cantantes que nunca sé reconocer cuando los escucho. Así que en teoría más de una semana de conciertos tendría que quedarme totalmente indiferente. Sin embargo al llegar de las fechas del festival me pongo excitada y feliz. ¿Por qué? La razón por la cual el festival me gusta tanto es que cambia completamente el aspecto de Rabat. Una ciudad tranquila (demasiado!) y un poco aburrida, vacía por la noches se vuelve en un lugar lleno de vida, de colores de sonidos, de sonrisa. Durante unos pocos días es posible disfrutar las maravillas noches de primavera de Rabat, la dulzura de su aire y quedarse en compañía de desconocidos que todo se vuelven en amigos por un rato. A parte este aspecto de vitalidad que tanto echo de menos en esta ciudad, creo que el Mawazine es muy importante también porque crea una ocasión de encuentros y intercambios culturales que también faltan a la ciudad. Encuentro que el hecho de entrar en contacto con expresiones artísticas que vienen de otros lados del mundo es una muy buena ocasión por los “rabatis” para enriquecer sus conocimientos. Y encuentro que eso es mucho más importante por el hecho que hay muchos conciertos gratuitos que dan la posibilidad incluso a personas sin recursos de participar a algo que no podrían hacer de ninguna otra manera. Claro que alrededor de una manifestación tan grande siempre hay aspectos que se podrían mejorar. La seguridad y la organización logística en general por ejemplo han sido una falta muy importante en la edición del año pasado en la cual personas murieron. Otro aspecto es el hecho que se podría aprovechar del gran suceso del festival para utilizar una parte de los recursos por acciones sociales. Paola

Anónimo dijo...

Los festivales han sido siempre considerados como unas firmas culturales de los lugares donde se organisan. Mawazin, famoso festival rabati, permite a los habitantes de la capital marroqui una satisfaccíon artística, y desarrollo del arte del ritmo ; aunque, varios ciuadadnos piensan que se trata de un presupuesto importante que permite la construccíon de un teatro, o museo, o otro elemento de infrastructura cultural .
Samir