domingo, 2 de noviembre de 2008

Eutanasia ¿Me ayudas a morir?

"Mar adentro, Mar adentro, y en la ingravidez del fondo donde se cumplen los sueños, se juntan dos voluntades para cumplir un deseo. Un beso enciende la vida con un relámpago y un trueno, y en una metamorfosis mi cuerpo no es ya mi cuerpo; es como penetrar al centro del universo: El abrazo más pueril, y el más puro de los besos, hasta vernos reducidos en un único deseo: Tu mirada y mi mirada como un eco repitiendo, sin palabras: más adentro, más adentro, hasta el más allá del todo por la sangre y por los huesos. Pero me despierto siempre y siempre quiero estar muerto para seguir con mi boca enredada en tus cabellos"

Ramón Sampedro

¿Me ayudas a morir?
Si puedo vivir casi como quiero (dependiendo de donde viva) ¿cómo es que no puedo morir cuando quiero? ¿Quién puede trasgredir mi libertad, robarme la decisión sobre mi vida?
Estamos acostumbrados a que la ley o la sociedad, o ambos nos digan qué tenemos que hacer, cómo y cuándo. La iglesia, la familia, todo el mundo se cree que tiene derecho a opinar sobre tu vida, y no sólo opinar sino también actuar u obligarte a hacer una cosa u otra (hablando dentro de los márgenes de la ley, claro está).
En este tema de la eutanasia, tan discutido a lo largo de estos últimos años todos tenemos nuestra opinión. Unos basamos nuestra opinión en cuestiones de libertades individuales somos libres con lo cual si quiero quitarme la vida, me la quito y se acabó; otros las basamos atendiendo a razones religiosas o morales, la vida no es mía, es de Dios, con lo cual sólo moriré cuando el quiera; otros simplemente se basan en las razones viscerales o sanguíneas, no puedo pensar en que mi hermano quiera hacer eso y en que yo le tenga que ayudar.
Pero, ¿qué hay de la dignidad y de la felicidad de las personas? Una persona privada de la libertad de andar, de tocar las cosas, de sentir las cosas.... ¿puede ser totalmente feliz? Una persona como Ramón Sampedro, en plena posesión de sus cualidades psíquicas y mentales, y que decide morir, ¿acaso no tiene derecho? Lleva treinta años casi postrado en una cama, lo ha intentado, ha tratado de ser feliz.... pero "no le salen las cuentas de la felicidad", ¿no tiene derechoa dejar de sufrir - vivir, y a irse de este mundo como un ciudadano normal, no como un criminal?
La eutanasia debería estar legalizada en casos concretos donde está claro que el enfermo no se puede recuperar. El enfermo posee capacidad de decisión, por lo cual el tiene derecho a decidir si esa vida le parece una vida decente o no. Y cómo, en un estado "que se declara laico" es posible que sigamos teniendo esas influencias de la iglesia, esos resquicios de un pasado que ya es pasado (gracias a Dios).
Habrá que hacer un repaso a la ley, a la constitución y a todas esas creencias que están incrustadas en nuestra historia, y que no deberían ser más que eso, historia.
Óscar Rodríguez García

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y tú, me ayudas a morir?
¿Me pides que te ayude a morir? Hombre, nunca lo haré, aunque estés sufriendo la peor enfermedad en el mundo. Te duelen las piernas, no sientes tus manos, no te puedes mover, necesitas a alguien para tus gestos más íntimos, ni siquiera puedes comer todo lo que quieres. Llevas treinta años así, durmiendo en una cama. Olvidaste hasta el color del cielo, y la luz del sol de la mañana. Es horrible, claro. No aguantas más. Ahora me cantas esa bonita canción de Lilibeth Morillo: “Yo rezaré por ti, que nunca vivas el momento que nunca sientas lo que siento ni estés en mi lugar”. Pero yo no te daré este vaso que contiene agua venenosa. Ni lo sueñes.
Para mi la sonrisa de tu boca es una maravilla que me da esperanza en esta vida. El calor de la luz con la que me miras, vale un verdadero tesoro. Y la melodía de tu voz, cariño, la quiero oír cada día que Dios haga. La caricia que hago con mi mano sobre la tuya, me ayuda a seguir adelante.
¿Cómo podría dejarte ir lejos de mí? Sería como empujarte para tirarte por la ventana. Eso de la enfermedad es como cualquiera otra mala cosa que uno pueda vivir. Mi tía es viuda, no tiene hijos ni dinero, se aburre y se siente inútil, entonces, ¿le propongo suicidarse? Mi cuñada sufre obesidad, no puede hacer deporte y no encuentra ropa adecuada, tampoco soporta las miradas de los demás, ¿y qué? ¿La ayudo a matarse?
No, jamás haría algo así. Que la vida es una amargura permanente. Algunos sufren en su trabajo, otros con sus familiares o con la sociedad. La mayoría tienen problemas de salud física o mental. Y el valiente es quien sigue luchando, cueste lo que cueste. Todo aquel que piense que la vida es desigual tiene que saber que no es así, que la vida es una hermosura, hay que vivirla. ¡Para que recordemos a Celia Cruz!
MAriam Hajouji B 2.2

Anónimo dijo...

La eutanasia debe ser la última solución para un enfermo que está desesperado con su vida. Decidir sobre la eutanasia depende del caso del enfermo. Si la enfermedad dura y la persona sufre, la eutanasia puede ser considerada. La eutanasia es una cosa moral porque la vida es un derecho y no una obligación. Pero ¿quién toma la decisión de la eutanasia?¿ La familia del enfermo o el enfermo?. La decisión debe ser aprobada por los responsables.
Conclusión
Si la eutanasia es la última solución para ayudar a enfermos como Ramón o l’isralili Sahron, es posible facilitar una buena muerte a las personas que sufren. Para mí, no es posible ayudar a morir si la eutanasia no es legal.
Ahmed El Aich B 2.2

Anónimo dijo...

Por supuesto la vida nuestra (la unica?) que tenemos es una cosa maravilla, un milagro de la naturaleza que se da una vez y que cada uno tiene que amar, cuidar, conservar.

Pero ¿que es que vivir si es sufrir en permanencia fisicamente o/y mentalmente sin esperanza ninguna de curar?

¿Que es que vivir si significa hacer sufrir tus familiares?

¿Que es que vivir sin un minimo de dignidad?


'Cuando hay vida, hay esperanza' dice el dicho. ¿Que pasa cuando esta demostrado que no hay esperanza?
Esperar un milagro? ¿A que precio para la persona que sabe y que siente el sufrimiento cada segundo?

En la naturaleza un animal que tiene cualquiera disminucion de sus capacidades mentales o/y fisicas esta condenado tarde o temprano a morir. Muchas veces, es dificil a aguantar pero es la ley de la naturaleza. Fue el caso de los seres humanos durante millones de anos.....

La muerte es siempre dificil a aceptar pero a veces, tiene que considerarse como una liberacion.


¿Me ayudas a morir?

Mi respuesta es SI, si sufres si posibilidad de curar y si me lo pides con plena posesión de tus cualidades psíquicas y mentales.

Stephane B 2.2

Anónimo dijo...

¿ Y tu, me ayudas a morir ?

Normalmente, para un paciente en agonía terminal que reclama el derecho de morir con dignidad y que prefiere la muerte sin dolores a un sufrimiento insoportable en su vida prolongada, debe ser bastante legítimo.

Pero cuando falta una legislación adecuada, hay muchos riesgos. Por ejemplo, para un medico, dejar morir a un paciente de manera voluntaria sin instrucciones específicas para tal efecto puede conducir a un cargo por abandono de una persona con su vida en peligro.

Por otro lado, me parece que usar todas las posibilidades, tratamientos y procedimientos para prolongar la vida de alguien aunque pide la muerte, es una obligación y un papel muy importante de un ser humano a su conurbano.

Si consideramos que el deseo de morir de alguien es legítimo, no podemos por lo cual decidir a ayudarle a morir o suicidarse, porqué en la religión musulmana matar a alguien fuera de la ley, es un pecado digno del infierno.

Así, como la vida no está en nuestras manos, tampoco es de la muerte.

Mounir.B2.2

Anónimo dijo...

En estos ùltimos decades, los hábitos familiáres caracterizadas por la solidaredad han cambiado, y han aumentado la deseperanza de ellos que se encontran en dificultad. Los enfermos graves que se sienten sin apoyo quieren morir en dignidad, es algo que merice la atención.
La vida es uno de los derechos humanos fondamentales, como la propiedad, la libertad…etc. Pero como un humano nunca vive sólo en su planeta, sinó en comunidad, esa ultima debe tener un opinión sobre la gestion de esos derechos.
La comunidad puede privar una persona de unos de sus derechos por su bien estar y ella de la persona también. Una persona no debe ser dueña de su destino sólo.
En el caso de la eutanasia, el debate tiene dos aspectos : legal y moral, la religion y otras creencias pueden ser factores determinados.
Pienso que una persona debe tener el derecho de pedir una muerte digna, pero la decisión es del estado a traves la sinstituciones. Un juez con la ayuda de los medicos, de la familia, del enfermo y de los religiosos, examinara la péticion. Su decisión sera valida por el jefe del estado en nombre de la comunidad, a quien es el represente moral y el garante de su unión y de su bienestar.
Me pides ayuadarte a morir ? ; nunca daré muerte a alguien que amo. Continuaré a ayudarte a engancharte a la vida, porque es algo de corazon y no de razon.
Abdelaâziz B2-2

ALI Benjelloun dijo...

Sheksper,el gran escritor ingles, dijo en una de sus famosas obras de teatro :"Ser o no ser !". Pero,en una caso tan duroy tan cruel como la Eutanasia,no se trata de una obra de teatro ni de una novela, sino de la vida de una enfermo que esta en un estado clinico "terminal" y tambien de su libertad de continuar o no de vivir. Pero, la vida nos aprende cada dia, que la esperanza es la mas fuerte y que el ser humano, a pesar de tener un montone de problemas, cree en un futuro mejor. Hay que tener en cuenta que la medecina desallora cada dia, diariamente los sientificos realizan casi milagros por los enfermos sufriendo de enfermedades muy graves. Entonces, hay que esperar y ESPERAR...

abdelali dijo...

COMENTARIO SOBRE LA EUTANASIA

Me parece una imprudencia intelectual expresarse a favor o contra la eutanasia sin haber definido previamente el contenido exacto de esta palabra particularmente importante porque se trata del destino de la vida humana.
El diccionario de la Real Academia española define la eutanasia como la “acción o omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimientos o sin él”.
La eutanasia tiene como objetivo el de evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, es decir, aquellos que los médicos admiten que no tienen posibilidad de curación, provocando su muerte prematura mediante una intervención activa haciendo algo para acelerar la muerte o pasiva acabando de cuidar al paciente como antes. La decisión se toma por el enfermo mismo o por los demás (familia, médicos, amigos,...).
Las palabras claves son así el sufrimiento, el carácter incurable de la enfermedad y la decisión de darse muerte o de dársela al enfermo. Cada una de ellas merece comentarios.
El sufrimiento es naturalmente relacionado con la vida hasta formar, desde mi punto de vista, la única pareja que nunca se separa: no hay vida sin sufrimiento en un momento u otro de su desarrollo ni por una causa u otra. Sufren los huérfanos, pobres, minusválidos, desafortunados, feos, solitarios sin pareja o familia,... pero nunca se dan la muerte por eso.
Es verdad que en el caso de los desahuciados, el dolor es más continuo y que no se puede disfrutar de algunas cosas sencillas de la vida. Pero, ya no se sabe como se mesura la intensidad del sufrimiento ni lo que es exactamente disfrutar de la vida. Me parece obvio que la intensidad del dolor depende de la resistencia que se lo opongo cada uno y que se aprovecha la vida hasta que para de latir el corazón y que cada uno lo hace a su manera y como puede.
El carácter incurable de la enfermedad nunca podría bastar para justificar que debe quitar la vida o quitársela a un paciente desahuciado. Muchos sufrimientos son irreversibles: el huérfano nunca espera recuperar sus verdaderos padres, el ciego queda siempre ciego, los feos deben resignarse a su falta de belleza,... pero tales sufrimientos no impiden que las víctimas sigan viviendo y a veces logrando lo que los demás no pueden alcanzar.
En cuanto a la decisión de darse la muerte o de dársela al enfermo, creo que se puede usar todos los verbos de la RAE excepto el de “ayudar” porque en este caso, hacer algo o abstenerse de hacerlo para que muera alguien no tiene nada de positivo. Al contrario, suprime lo que hay de más caro en la vida: la vida misma. Se debe ayudar a resistir a la enfermedad, a la dificultad, al sufrimiento no a entregar el alma con el pretexto de que no se debe sufrir. Es una pura ilusión del espíritu creer que la muerte acaba con el sufrimiento y se debe saber que para muchos la única foto de un difunto cercano constituye un tesoro y que seguro pagarían caro si pudieran verlo vivo.
Al fin, tengo de verdad gana de gritar: ¡Abajo el derrotismo! Y ¡Qué triunfe la vida aunque amarga sea!

Anónimo dijo...

No se sabe como se mesura la intensidad de un sufrimiento hasta que lo experimentamos nosotros. La dolor mental (por ejemplo quedarse toda una vida en una cama sin mover) puede ser demasiada mas fuerte que la dolor fisica. Por eso creo que la eutanasia no puede (y no debe) reducirse al final de un dolor, es el resultado de una analisis de una situacion particular normalmente muy compleja.

Stephane
B 2 2

Anónimo dijo...

"Eutanasia; Me ayudas a morir"?

La muerte es el destino inevitable de todo el mundo, muchos llegan a ella de forma natural, esto es lo mas deseable, y los que piden la eutanasia van a ir por ese mismo camino (la muerte) pero con mucho dolor y sufrimiento, si son capaces de aguantar hasta entonces pues perfecto, pero sino lo son que nadie les obligue a no adelantar lo que ya viene inevitablemente porque eso es una tortura.

Sinceramente, a mí lo que no me parece normal es obligar a una persona a no tomar una decisión sobre su destino, la vida es un derecho no una obligación Simplemente, una persona que esté muriendose de dolor y no haya solución a su problema y solo le quede morir es muy libre de decidir si quiere seguir hasta el final, si quiere que lo enchufen a una máquina que fine su vida y con ella su sufrimiento.
La Eutanasia deberia estar legalizada en algunos casos.
para mi el enfermo tiene que decidir de su destino, no la sociedad, la ley o la familia....

Y feliz año nuevo a todos.

latifa benali B2.2

Laila dijo...

Es un tema muy difícil para mí, porque conozco a una persona que sfure mucho y realmente no se si lo haría en este caso.
Rezo a Dios que nunca me lo pidan.

Laila B2.2